Lunes, 21 de Septiembre de 2020
 
   
 
 
     
 

CARÁCTER PROPIO

        El CARACTER PROPIO es el documento que recoge el empeño de la Comunidad Educativa para educar íntegramente a los alumnos. Es el motor, el medio para llevar a cabo los principios educativos.

        Debe definirse en relación a los aspectos básicos de la educación y a los objetivos del Centro, organizando los recursos para conseguir las metas y el perfil de lo que debe ser y cómo debe trabajar el profesor del Centro.

        Para elaborarlo partimos de nuestro entorno inmediato y remoto, detectando necesidades, carencias, expectativas y deseos.

        Profundizamos en el Ideario o Carácter Propio de la Congregación de las Clarisas Franciscanas Misioneras, recogiendo sus metas educativas, sondeamos las inquietudes de los alumnos y alumnas, principales colaboradores de la educación.

        La filosofía que inspira la acción educativa de nuestro Colegio está expresada en el espíritu y en la letra del CARÁCTER PROPIO, cuyo contenido puede resumirse así:

La pertenencia a nuestro Centro "SANTA CLARA DE ASÍS" implica el conocimiento y la aceptación del mismo.

El Colegio se propone colaborar con la familia y la sociedad en el desarrollo de la función educativa.

Queremos promover y facilitar el desarrollo integral de la persona humana, mostrando a Jesucristo y conformando la tarea educativa en el espíritu de FRATERNIDAD Y DE AMOR de nuestra Fundadora Madre Serafina.


1. Un centro abierto a todos

        Los padres son los primeros y principales responsables de la educación de sus hijos. A ellos les corresponde, pues, el derecho preferente a elegir el tipo de educación y la escuela que desean para sus hijos. Por tanto: queremos que todo el que desee la educación que se imparte en este Centro tenga acceso a ella.


2. Nuestro centro es católico: educamos desde y para la fe

        Para nosotros, el acontecimiento principal de la Historia es Jesucristo. Él nos da una perspectiva determinada sobre el origen y el destino del hombre, su dignidad y su misión en familia, en el trabajo y en la sociedad. Desde esta perspectiva intentamos conseguir los fines que pretende todo centro educativo.


3. Los valores, actitudes y comportamientos que potenciamos son:

Como personas

El sentido de libertad, el dominio de sí mismo y la actuación responsable de sus acciones.
El equilibrio y la madurez que le permitan tomar decisiones.
Aceptar el fracaso con valor y mantener el esfuerzo para lograr las metas propuestas.
Mantener el espíritu creativo, innovador y crítico para adaptarse saludablemente a las nuevas situaciones.
Vivir el optimismo como forma de entender el mundo.

Como miembros de la sociedad

Practicar el servicio y la entrega a los demás, sin egoísmos frustrantes.
Vivir la solidaridad y la fraternidad con todos los hombres.
Promover una cultura ecológica basada en la paz, el amor, el respeto y la justicia.

Como ser religioso

Dar una visión y valoración cristiana del propio destino, promoviendo las relaciones personales con Dios y con los demás.
Ser portador de la PAZ y el BIEN.

Como persona alegre

Educar para la alegría es enseñar a percibir y sentir con amor cuanto nos rodea.
La alegría surge de la experiencia del compartir, de estar a bien con uno mismo, de la vida sencilla, de tener una mirada positiva, de la amistad auténtica.


4. Prioridades de nuestro Centro:

La educación moral, que debe formar hábitos en los alumnos para facilitarles el desarrollo y la formación de todas las acciones morales, a fin de que sean capaces de orientarse adecuadamente en las situaciones que les planteen conflicto de valores.

La igualdad en los derechos y libertades fundamentales así como la solidaridad y la tolerancia con todos.

La justicia, tanto en las relaciones personales como en las estructuras sociales, económicas y políticas.

La toma de conciencia de la opresión y pobreza en el mundo actual.

La sensibilidad ante los desajustes sociales que impiden la felicidad de los hombres y el compromiso personal para erradicarlos.

La paz, la convivencia, la comunicación entre todos, aún los más diversos, con espíritu dialogante, abierto y flexible, ajeno a toda forma de violencia, como un proceso educativo continuo y permanente.

Priorizar por los más necesitados a nivel socio-económico, físico, psíquico y formativo.

Realizar una labor en favor de la integración de alumnos con necesidades educativas específicas.


        Nuestro colegio se compromete a formar una COMUNIDAD EDUCATIVA dinámica, donde se asocien en la participación responsable y activa, el diálogo y la mutua confianza entre la Dirección, padres, profesores y alumnos.

 
 
© Clarisas Franciscanas Misioneras SS. - 2009 - Palencia    |   Diseño Web: JPC Informática - Palencia